Asturias, un destino que te sorprenderá

Cuando llegues a Asturias, te impresionarán las casas antiguas y las pequeñas aldeas rodeadas de la exuberante fauna y flora de Asturias. Asturias es uno de los destinos menos conocidos de España y, sin embargo, cada vez atrae a más senderistas. Especialmente el Camino de Santiago, que atraviesa en parte Asturias, se puebla de excursionistas de todo el mundo en verano. Déjate fascinar por el ambiente rústico y la auténtica España.

La capital, Oviedo, es un must de Asturias. Aquí podrás disfrutar de sus múltiples monumentos decretados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y de museos, como el Museo de Bellas Artes de Asturias. Acuérdate de visitar las múltiples sidrerías y prueba el sabor de un vaso de sidra recién escanciada. ¡Es un espectáculo!

También está Gijón. Gijón es una ciudad preciosa situado en la costa y tiene un encanto incomparable. Entre los viejos rascacielos, las boutiques y los restaurantes culinarios, siempre encontrará el típico símbolo del Camino de Santiago en el suelo o en las paredes. El símbolo es una concha y muestra a los peregrinos que están en el camino correcto. Pero no sólo los excursionistas vienen aquí como escala, sino también estudiantes de todo el mundo. Por eso esta ciudad tiene un ambiente juvenil único y fresco.

Sumérgete en el encanto de Asturias visitando el pueblo de Cudillero, un pintoresco pueblo pesquero construido en la ladera de una montaña que pondrá a prueba tus piernas. Si tienes ganas de caminar, visita La Senda del Oso, una vía verde con 22 kilómetros de belleza, donde tendrás la posibilidad de observar osos pardos.

¡Prefieres envolverte en la Asturias rural? Toma camino a Taramundi. Donde puedes disfrutar de los múltiples senderos y admirar la intacta belleza del interior de Asturias. Camina por sus antiguas calles y visita a los diversos artesanos de cuero, navajas, telas y demás.

Si necesitas descansar de la carretera, para en Llanes y camina por sus costas de película. Te recomendamos el Paseo de San Pedro, desde donde tendrás las mejores vistas del casco histórico del pueblo. Visita también la Playa de Toró, una de las playas más fotogénicas de la zona. No te puedes ir sin ver los Bufones de Pría, unas grietas en la roca por donde se cuela el agua de mar y genera unas columnas de agua impresionante, no te olvides del chubasquero.

No podrás decir que has visitado Asturias sin haber ido a los Picos de Europa, un Parque Nacional, en donde te faltará tiempo para ver toda su belleza. Eso si, vete a los Lagos de Covadonga. Para los senderistas más atrevidos, apúntate la ruta del Cares, o La Garganta Divina. Un sendero esculpido en las montañas con belleza asegurada en sus 11 kilómetros de longitud. Los horeos son muy típicos y se ven por todas partes. Son pequeñas chozas de madera construidas con palos donde se guardan todo tipo de cosas. En el pasado, se utilizaban para la cosecha, porque allí en lo alto los alimentos estaban a salvo de la lluvia y de las alimañas.

Lago Enol, en el Parque Nacional de los Picos de Europa

Por último, si eres fan de la ciencia ficción, te recomendamos el Centro Niemeyer, en Avilés. Es un centro cultural internacional junto a la ría de Avilés donde podrás admirar arquitectura contemporánea, sus múltiples exposiciones y aprovechar para deleitarte el paladar en el gastrobar.

¡No olvides consultar nuestras ofertas especiales aquí!

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías