Viajes a Siauliai

Encuentra aquí el viaje de tus sueños a Siauliai

¡Aquí puedes encontrar todos los viajes disponibles a Siauliai! Seleccione el tipo de viaje que desea (viajes combinados/multidestino, paquetes de vuelo y hotel, hoteles, vuelos, actividades, traslados) e introduzca la fecha y el aeropuerto de salida al que desea viajar y haga click en "BUSCAR" para encontrar el viaje más barato disponible en Siauliai para la fecha de su preferencia.
La Colina de las Cruces Siauliai Lituania
Siauliai es la cuarta ciudad más grande de Lituania, con una población de más de 100.000 habitantes. Los lugares recomendados para visitar son la Colina de las Cruces, la Catedral de los Santos Pedro y Pablo y Dviračių muziejus.

Sobre viajes a Siauliai

Es una de las ciudades más antiguas de Lituania, que se considera establecida en 1236. Es apodada Ciudad del Sol (Saule significa Sol) después de la Batalla de Saule (Batalla del Sol) que tuvo lugar en algún lugar cerca de aquí en 1236.

Qué ver en Siauliai

Los 7 objetos del Sol. Fuente de los Discos Solares, Plaza de los Relojes Solares, Monumento a la Batalla del Sol en el Parque Salduve, Plaza de los Relojes de Gallo, Vidriera que conmemora la Batalla del Sol en 1236, Escultura «Dawn», Catedral de los Apóstoles San Pedro y San Pablo
La iglesia de San Jorge.
La iglesia de San Ignato.
La Iglesia de los Santos Pedro y Pablo. De la parroquia ortodoxa.
Esculturas. Hay pequeñas esculturas y fuentes por toda la ciudad: Escultura «Tres Pájaros», Fuente Grosera, Escultura «Pelícanos», Escultura «Maternidad», Escultura «Tres trolls», Escultura «Un abuelo con sus nietos», Escultura «Un hombre de lectura».
Museo de la Bicicleta.
Museo del Gato.
Museo de Fotografía.
Museo de la Radio y la Televisión.

Comer en Siauliai

Senasis Sodzius. Este es el mejor lugar en Siauliai para probar la comida tradicional lituana. El servicio es agradable y muy rápido. Los precios son bastante bajos y la calidad de los alimentos es excelente. No es un lugar muy grande, pero es muy popular, así que mejor evitar venir a la hora del almuerzo. Aunque vengas a la hora de comer, no te asustes de las largas colas que hay, el servicio es tan rápido que no tendrás que esperar mucho.