Viajes a Caraban

Encuentra aquí el viaje de tus sueños a Caraban

¡Aquí puedes encontrar todos los viajes disponibles a Caraban! Seleccione el tipo de viaje que desea (viajes combinados/multidestino, paquetes de vuelo y hotel, hoteles, vuelos, actividades, traslados) e introduzca la fecha y el aeropuerto de salida al que desea viajar y haga click en "BUSCAR" para encontrar el viaje más barato disponible en Caraban para la fecha de su preferencia.
La casa de la misión católica construida en 1880 se ha convertido desde entonces en un hotel. Caraban Senegal
La República del Senegal hizo hincapié en el turismo en los primeros años de su historia. Los resultados fueron prometedores y el desarrollo de la industria se convirtió en una prioridad del cuarto Plan Económico y Social del país (1973-1977). Scibilia (2003), pág. 17. Posteriormente, Casamance se convirtió en el principal destino turístico del país. Ya habiendo sido descrita en el siglo XIX por el Capitán Brosselard-Faidherbe como una especie de Brasil en África, Carabane parecía estar bien situada para atraer a visitantes en busca de exotismo, así como a vacacionistas en busca de playas de arena y de kite surf. Se produjo una serie de tratados entre los franceses y los dirigentes de los pueblos locales; sin embargo, los habitantes de Carabane no reconocieron la autoridad de los tratados que se les impusieron, lo que dio lugar a saqueos y secuestros entre los cultivadores de arroz franceses por parte del pueblo karoninka.

Sobre viajes a Caraban

Al mismo tiempo, la controversia nacional e incluso internacional amenazó a la industria desde el principio. Quienes se oponían al turismo en el Senegal lo describían como una nueva forma de colonialismo, mientras que los partidarios lo veían como una panacea que curaría al país del subdesarrollo. Schelecten (1988), pág. 442. Se debatió la idea del turismo alternativo. Se seleccionaron varias ciudades de Basse Casamance, incluida Carabane, para probar un agroturismo integrado gestionado por los propios habitantes. A principios del decenio de 1970, el promotor del agroturismo Christian Saglio, un joven sociólogo francés que más tarde se convirtió en el director del Instituto Francés Leopold Sedar Senghor de Dakar, creyó en el potencial de Carabane. Declaró que quería hacer de la isla la «Gorea de Casamance», utilizándola como centro para otros campamentos. Saglio sugirió la restauración de viejos edificios y camas con dosel. Scibilia (2003), pág. 41.

A pesar de su fervor, las negociaciones de Saglio con la población local no tuvieron éxito. Niomoune y Carabane fueron las dos primeras aldeas que intentaron aplicar este enfoque innovador, pero ambas fracasaron. Los habitantes se mostraron reacios a participar y el joven promotor sin experiencia tuvo que abandonar algunas de sus teorías etnográficas en favor de ser cuidadoso en la comprensión de las realidades cotidianas de los pueblos. Scibilia (2003), pág. 35. El proyecto fue finalmente abandonado, y la casa de las misiones católicas fue transformada por las propias monjas en un edificio moderno y funcional. A pesar del fracaso de la iniciativa de Saglio en Carabane, en el decenio siguiente se establecieron campamentos de agroturismo en una docena de otras ciudades cercanas, en Elinkine, Enampore, Baïla, Thionck Essyl, Coubalan, Affiniam, Abéné, Oussouye y Palmarin.
Si bien el sector turístico de Carabane ha sufrido por no haber participado en la red de aldeas, los turistas han evitado viajar a Casamance en general debido a los disturbios civiles. La firma de un alto el fuego en 2004 permitió que se reanudara el turismo, pero no en la medida en que lo había hecho antes del conflicto.
Los operadores turísticos siguen anunciando la isla como un paraíso perdido rodeado de manglares donde los sueños exóticos de los viajeros cobran vida, Ropitault (noviembre-diciembre de 2007), págs. 16-25. Pero este tipo de turismo de descubrimiento no es tan popular como el turismo tradicional relacionado con la playa. Así, los visitantes de Francia, España e Italia suelen combinar las visitas a los casos á impluvium en Enampore o Mlomp con algunos días de relajación en Carabane. La zona también es muy propicia para los intereses de los aficionados a la pesca. A lo largo de la playa, pequeños puestos ofrecen artesanía y ropa tradicional a precios más bajos que los de Cap Skirring o Saly. Badji Malang, un pintor, alfarero, escultor y poeta local, ha creado un campamento en la zona.
Aunque permanece separado de la red de turismo local, Carabane ha demostrado su apoyo a la solidaridad social y al holismo al unirse a GENSEN (Global Ecovillage Network Senegal), una red de ecoaldeas senegalesas.